Tiempo para leer

Tiempo para leer

El verano es un momento ideal para sacar de la estantería ese libro que hemos pospuesto durante meses. Lo compramos o nos lo regalaron… nos moríamos de ganas de abrirlo, salir de nuestra rutina, avanzar por las primeras líneas rumbo a lo desconocido y sumergirnos en él.

Por fin… unos días de vacaciones y nos animamos a meterlo en la maleta.

maleta

En mi caso el elegido ha sido el libro “Anécdotas de guardería”, de Javier Salvatierra (que tan amablemente me envió María Lacalle) y que ha viajado hasta Ribadesella.

Ediciones B

Mis amigos se reirán al leer que he elegido ese libro, tan asociado con mi trabajo, para mis días de ocio, pero los niños siempre me abren el mundo de la magia y leer sus ocurrencias me entretiene muchísimo.

Anécdotas de guardería . JS

El autor,  periodista en el diario El País y autor del blog De Mamas & de Papas“, ofrece una visual de las guarderías desde ese agujerito que todos los padres hubiésemos querido hacer en la pared del centro al que llevábamos a nuestros hijos el primer día que les dejábamos allí.

Asomada a  “Anécdotas de guardería”estoy “asistiendo al cole” este verano, unas veces como alumna y otras… como si fuese una maestra de los centros que describe en sus páginas.

El año pasado me enamoré de un Libro acuático “Sabor a chocolate” de José Carlos Carmona (que os recomiendo desde estas líneas). Me encantó la idea de poder disfrutar de mi libro sentada en la orilla del mar. La editorial Punto de lectura cose y encuaderna los ejemplares de esa colección en materiales que no se deterioran aunque se te caigan al agua.OLAS LIMPIAS

Para buscar la emoción contraria… este verano pretendo hacerme con un texto de una editorial argentina “Eterna Cadencia” que ha publicado un libro cuyo contenido desaparece aproximadamente 60 días después de ser abierto por primera vez.

El Libro que no Puede Esperar: “El futuro no es nuestro”, pretende incentivar la lectura. Estos libros se venden envasados al vacío porque su tinta se degrada al entrar en contacto con la luz y el aire hasta desaparecer por completo.

¿Qué os parece esta idea? Os reconozco que como divertimento puntual… ¡me encanta! Pero como soy una fetichista de mis libros… abriría el ejemplar deseando que no me gustase, que no me enamorara… porque voy a perder su contenido.

Pero… ¿no es eso la vida? Ya me diréis qué opináis. Sois más de elegir un libro acuático que no se estropea aunque se os caiga en la bañera o de disfrutar de algo que sabéis que va a desaparecer? ;-)

La fecha de caducidad de un libro ¿os incita a leer o, como a mí… os produce una tristeza difícil de explicar?

Os enlazamos un vídeo:

Es tiempo de leer… ¿qué habéis elegido vosotr@ este año?

Milesdetextos.com


men�ame meneame

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

3.588 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>