Posts Tagged "acento"

Ortografía y “capricho”

Ortografía y “capricho”

 

El lenguaje es una convención en constante evolución que tiene unas reglas que hay que conocer.

Con lo que me costó en su día, como disléxica que soy, aprender que no debía olvidar la tilde diacrítica del adverbio “sólo” (solamente)… van los académicos ¡y deciden que ya no hace falta ponérselo!

 

He de reconocer que este cambio me ha fastidiado un poco. ¡Aunque os parezca una tontería! ;-) A ver señores… que no es lo mismo leer:

“Trabajo sólo en domingo”     que     “Trabajo solo en domingo”

Porque no es lo mismo trabajar los domingos exclusivamente, que trabajar sin ayuda los domingos.

Los que me leéis, ya sabéis mi obsesión por ayudar a los niños con la lectoescritura.

Suelo utilizar este tipo de ejemplos para bromear con ellos sobre las reglas de ortografía.

Una de las mejores maneras de aprender es asociar los conceptos con historias y relacionarlos con bromas. Desdramatizando sus faltas de ortografía y sus equivocaciones, pero ofreciéndoles modos de no olvidar cómo se escribe la palabra que no conocen bien:

Taza

Si escribes “té” y quieres referirte a la bebida… ¡no olvides poner la tilde como si fuera una cucharita para remover el azúcar!: Te doy el té.

 

Y para que no se sientan mal cuando cometen errores, suelo hablarles de la reglas de ortografía como los “caprichos del lenguaje” y de  Juan Ramón Jiménez.

Como ya sabéis, este autor tenía unas ideas muy curiosas sobre la ortografía: escribía con jota las palabras en “ge” y “gi”; suprimía las ‘b’, y las ‘p’, etc., en palabras como “oscuro”, “setiembre”, etc., y usaba ‘s’ en vez de ‘x’ en palabras como “excelentísimo”(escelentísimo).

No comprendía la necesidad de poner una diéresis en la ‘u’ para escribir “vergüenza”, ni la ‘h’ en la exclamación “Oh”, como tampoco le convencía su uso en las palabras “hoy” “hombre” o “hembra”.

Defendía la simplificación de la escritura “por amor a la sencillez… y odio a lo inútil… porque se debe escribir como se habla”.

 pluma escribir

Me encanta un texto suyo sobre este tema en el que concluye: “En fin, escribo así porque yo soy muy testarudo… para mí el capricho es lo más importante de nuestra vida”.

En este poema dejó muy clara su opinión sobre el uso de la ‘G’ y la ‘J’:

         Intelijencia

         ¡Intelijencia, dame

         el nombre exacto de las cosas!

         …Que mi palabra sea

         la cosa misma,

         creada por mi alma nuevamente…

Por supuesto, si un escritor del renombre de Juan Ramón Jiménez fue criticado por esta elección personal, obviamente, si seguimos su ejemplo… nos despellejarán ;-) Por otro lado, una correcta escritura es una muestra de elegancia y buena educación. Aunque ahora con las abreviaturas de what´sapp cada día se escribe peor:

Casi llegué al infarto al leer “Ola!, k ase?”

¡Escribamos bien! ¡Seamos originales en otra cosa! ;-)

 

Leer mas