Familyland Market Edición Primavera

Familyland Market Edición Primavera

 

La primera planta de la estación de Chamartín, en Madrid,  acoge este próximo fin de semana la Edición Primavera del Familyland Market, en la que tenemos el placer de participar.

Para los que no lo conozcáis aún, se trata de un espacio dirigido a toda la familia, especialmente aquellas con niños de edades comprendidas entre los 1 y 14 años

Ocio infantil, gastronomía, moda, decoración, actuaciones en directo, talleres…

Y aquí es donde entramos en escena: Hemos preparado de la mano del ilustrador Miguel Calero dos talleres de lo más divertidos.

flyer_supertu-01

flyer_animales-01

Además podréis adquirir alguno de nuestros ejemplares de línea editorial, o encargarnos un personalizado alta costura. Os enseñaremos algunos de nuestros Cuentos Huellas del Cole, Cuentos de boda…

La entrada al recinto tiene un coste de 1 euro en venta anticipada o 2 euros en taquilla (para los niños menores de 3 años la entrada será gratuita).

Mirad que bien lo han pasado en ediciones anteriores…

Esperamos veros a todos por allí, es un gran plan para hacer con niños

¡Queremos conoceros! ;-)

Leer mas

Polvo de diamante

Polvo de diamante

Ha vuelto el frío y eso no me gusta mucho, la verdad. Sin embargo, la vida nos ofrece preciosos espectáculos que no siempre tenemos la suerte de detenernos a admirar.

Esta tarde el sol de primavera que conseguía burlar las nubes iluminaba las gotas de lluvia sobre el musgo de las piedras de mi casa y las hacía brillar de un modo único tras el cristal.

 

Esa casualidad me ha recordado que hace meses quise escribir un post sobre el polvo de diamante y nunca lo hice.

Hoy no resisto la tentación de compartir con vosotros un vídeo increíble que encontré en YouTube por casualidad sobre ese fenómeno atmosférico que, por la latitud en la que vivimos, no es probable que podamos disfrutar.
Cuando se dan las condiciones de frío y humedad adecuadas se crean cristales de agua diminutos que brillan como diamantes. Como si el aire se llenase de ínfimos cristales de Swarovsky  o espejitos.
Esta nevadas extrañas parecen caer con cielos despejados. En realidad no es agua precipitada sino condensación de humedad.
No me resisto a compartir mi hallazgo.

¡Ojalá disfrutéis de este frío!

Leer mas

Del romanescu… ¡Al universo!

Del romanescu… ¡Al universo!

 

Ayer compré romanescu. No sabía que estaba comprando un billete estático, pero alucinante, al universo.

 

Cuando mi hijo mayor lo descubrió en la nevera no aguantó la curiosidad.

 

- Mamá, ¿qué es esa verdura con aspecto de alien que tiene fractales?

Las matemáticas nunca han sido lo mío.

- ¿Qué son fractales?

Las nuevas tecnologías nos facilitan alcanzar la información con un solo click. Me enseñó un vídeo sobre ciencia (que os enlazo al final de este post) y me explicó que en la naturaleza muchas figuras están relacionadas con los fractales, un término acuñado por el matemático Benôit Mandelbrot y que tienen mucho que ver con la secuencia de Fibonacci y el número áureo.

La regla de la secuencia de Fibonacci es tan simple, que los niños pueden entender esta regla matemática y recrearla desde muy pequeños. Empezando por 0 y 1, cada número posterior se obtiene con la suma de los dos anteriores: 0, 1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, 55,… hasta el infinito. Es una serie de números muy sencilla, pero muy utilizada por la Naturaleza. Por ejemplo, el número de pétalos de las flores casi siempre se ajusta a un número de esta serie. Su “orden” se encuentra también en los animales y en las grandes estructuras geológicas y astronómicas (quizás no en los propios números, pero sí en la espiral que se deriva de ellos). Es una regla matemática de la naturaleza que puede llegar a describir fenómenos muy complejos.

El término fractal se refiere a un  objeto con forma geométrica cuya estructura fragmentada, o aparentemente irregular, se repite a diferentes escalas, es autosimilar. Deriva del latín “fractus”, que significa quebrado o fracturado.

He leído que llaman a los fractales “la geometría de la naturaleza”. Del mismo modo que las ramas de un árbol grande se pueden parecer a árboles más pequeños, se encuentran fractales en las estructuras de las plantas o de nuestros propios pulmones y nuestra circulación sanguínea; también en las formas de los ríos y las montañas o en explicaciones astronómicas sobre la concepción del universo.

 

Luis y yo terminamos por encontrar un vídeo en el que relacionaba directamente los fractales con el romanescu.

 

Cuando mis hijos eran pequeños seguía sus intereses y aprendía con ellos de dinosaurios, de ciencia, de máquinas y hasta de pockemons.

La mejor forma de acercar a los niños las matemáticas o cualquier otra cosa que deban aprender es tirar de libros asociados con los temas que les resultan más atractivos… hasta donde nos lleven. Siempre se puede aprender algo que resultará útil en el futuro (aunque no sepamos para qué todavía).

Desde que mis hijos son mayores suelen ser ellos los que me llevan a lugares que desconozco: rugby, ajedrez, fractales… Tengo la inmensa suerte de alternar e intercambiar los papeles y aprender de su mano en conversaciones que me justifican la vida entera.

 

El romanescu quedó muy bueno pero creo que ninguno que me coma en la vida… me gustará tanto como este.

Para los que seáis tan curiosos como yo… más sobre fractales y naturaleza en este vídeo:

Leer mas

Incendio

Incendio

Incendio el papel
con los dedos de brasas
estallando en caricias
que nunca te alcanzan.
Con los bordes quemados
ardiendo en las llamas
mi cuerpo de verso,
en rojo y ceniza,
que tú lees de agua.

Leer mas

Os felicitamos el Día del Padre con una canción

Os felicitamos el Día del Padre con una canción

 

La primera vez que escuché la canción de Robbie Williams, I love my life,  me quedé enganchada de la letra. No sabía la historia de la canción. Se la había compuesto el cantante a sus hijos (Theodora Rose, a la que cariñosamente llama Teddy, y a Charlton Valentine).

En mi opinión, es lo mejor que un padre le puede decir a sus hijos. Si conseguimos cimentar bien su autoestima terminarán diciendo en cualquier momento vital, como la última frase de la canción: estoy justo donde quiero estar.

Hoy es el Día del Padre y nos parece muy inspirador compartirla con vosotros para contagiaros de todo su buen rollo.

¡Feliz Día del padre!

Y para los fans del cantante, enlazo esta versión sin la traducción, porque me gusta mucho ;-) y me pone mucha marcha:

Leer mas

Nuestros Recordatorios en Crecer Feliz

Nuestros Recordatorios en Crecer Feliz

 

Queremos compartir con vosotros la alegría que supone para nosotras que la Revista Crecer Feliz se haya acordado un año más de nuestros Recordatorios de Primera Comunión.

crecer feliz3

Como sabéis, cada año proporcionan un montón de ideas para preparar con todo lujo de detalle las Comuniones. Lo mismo te ayudan a escoger el vestido, que el peinado, los recordatorios o el lugar de celebración.

Si os encontráis este año inmersos en los preparativos de una Comunión no dudéis en consultar sus recomendaciones de lo más variadas.

crecer feliz2

Además les hemos concedido la primicia de anunciar nuestra nueva propuesta 2017, de confeccionar los Recordatorios en papel de semillas. Una manera de recordar la parábola de la palabra que cae en buena tierra: ¡plantándolos y viéndolos crecer!

crecer feliz1

 

Leer mas

Personas que inspiran

Personas que inspiran

 

Muchas personas se cruzan en nuestras vidas dejando un recuerdo imborrable que nos ilumina,  nos ofrece recursos o nos hace mejores. La mayoría de las veces ni siquiera son conscientes de lo inspiradoras que fueron.

Hoy os voy a contar una historia que me ayudó a la hora de orientar profesionalmente a mis hijos.

 

Se va acercando la primavera y con ella el momento en que los chavales tienen que hacer sus matrículas para el año que viene o, si son mayores, elegir sus carreras.

Siempre me ha parecido uno de los instantes de la vida en que nos cerramos más puertas. Al elegir un camino, solemos olvidar otros que estaban abiertos y que nos atraían tanto o más que ese. Por poner un ejemplo: decidir que se desea ser ingeniero y posponer, o aparcar, la pasión por el dibujo.

 pencil-1486278_1920

Cuando mi hijo mayor era niño decía que quería ser músico y médico. Sobre ese recuerdo han caído muchas hojas de calendario porque ahora es un hombre nada interesado en la medicina.

Ayer fue su cumpleaños e hice un repaso de muchos días especiales. Me ha “dado la vida” más veces él a mí que yo a él, sin duda.

Cuando regresé mentalmente a su infancia, recordé especialmente una noche. Me despedía y le pedía que se durmiese.

Me contestó que no podía, que estaba preocupado. Me contó el motivo:

– El tío Guillermo dice que no voy a poder ser músico y médico. Dice que tengo que elegir. Y yo no quiero.

Estaba realmente angustiado. Al parecer la conversación había sido muy larga y nuestro pragmático familiar se había esforzado mucho en convencer a Luis de que debía renunciar a uno de sus dos sueños. Según le explicó: “en la vida había que optar”, “poner todos los huevos en la misma cesta”, “especializarse”…

 easter-eggs-1231120_1920

Entonces me acordé de una músico que conozco (perdonadme mi elección de no feminizar las carreras, me parece mucho más integrador usar dos sexos en las frases y huyo como de la quema de los “todos/todas” y los “miembros/miembras, jajaja” ;-) ).

Tranquilicé a mi hijo y le pedí que no consintiese que nadie le dijera lo que podía o no podía hacer. Le animé a perseguir todos sus sueños y a luchar con todas sus fuerzas hasta conseguirlos.

Si finalmente no alcanzaba sus metas habría aprendido infinidad de cosas por el camino que, con un poco de suerte, le orientarían de modos aún más provechosos. Decidí contarle una historia de una persona que había sido muy inspiradora para mí. Sé su nombre y podría dároslo, pero no me decido a hacerlo, lo mismo no le gusta. Por si acaso, os contaré solo que estudiaba una carrera universitaria de ciencias al mismo tiempo que hacía su carrera de música. Obviamente esto suponía un esfuerzo económico y personal muy grande.

bowed-instrument-1853324_1920

El día que la conocí, de forma fugaz, me contó que para ahorrarse desplazamientos aprovechaba cualquier momento para tocar y estudiar. Empezó a ensayar y estudiar en los ratos libres, estuviese donde estuviese. Llegó el día en que tocó por primera vez en la calle, tras tomar un café en una terraza. Para su sorpresa los viandantes se detenían, se quedaban a escucharla y le dejaban algo de dinero sobre la mesa. No iba a explicarles que ella no era una músico de la calle, que simplemente estaba estudiando porque tenía que rentabilizar su tiempo.

Cuando vio que aquello se repetía al día siguiente, empezó a plantearse seriamente la posibilidad de ofrecer  esos conciertos/estudio “de forma profesional”. En sus tiempos entre clases se decidió a montar esos ratos de ensayo vestida de largo e interpretando las piezas de principio a fin, como en un concierto.

Con el paso de los días, la gente acudía a las terrazas cercanas a las horas en que estaría tocando y asistía a sus extraños espectáculos de calle. El ayuntamiento terminó por regularizar su actividad otorgándole un permiso específico.

concert-1838412_1920

Ni que decir tiene que terminó sus dos carreras. Además se hizo empresaria. Con el dinero que sacaba grabó su primer disco que también vendía en la calle y montó un grupo que en la actualidad da conciertos por el mundo.

– Seguro que mucha gente le dijo que no podría conseguirlo. Ella simplemente no les creyó –le aseguré a mi hijo.

Ahora Luis estudia Derecho en la Carlos III y Clave en el Conservatorio Superior de Madrid. Compagina sus dos carreras y no sé aún qué camino elegirá el día de mañana. Esa músico de la que os hablo no sabe la ayuda que me prestó aquella noche, la de veces que me acuerdo de ella. No sabe ni mi nombre.

Me gusta pensar que cuando recordamos así a alguien eso del Karma, que no sé muy bien qué es, le concede algún rédito y les “acumula puntos”. ¿Qué opináis vosotros?

Yo, desde este blog, le rindo un homenaje hoy y le doy las gracias. A ella… y a todas esas personas inspiradoras con las que comparto los días.

Obviamente, los que leáis este post, y conozcáis la historia, o a la músico de la que hablo, ya sabéis que su instrumento no es el violín ;-)

 

 

Leer mas