La casa del árbol – Emociones

La casa del árbol – Emociones

Cuando hablamos de emociones tendemos a pensar en las emociones positivas. Las experiencias negativas despiertan en nosotros sentimientos de ansiedad, miedo, rechazo… y pensar en ellas nos resulta, por lo general, desagradable.

Queremos que nuestros hijos sean felices. Es muy común que creamos que debemos evitar las frustraciones a los niños. Y, aunque sabemos que es imposible evitar todos los contratiempos, hacemos todo lo que está en nuestra mano para facilitar su camino. 

Pero en la vida no sólo es necesario el negro para saber diferenciar el blanco, sino que el negro y el blanco existen más allá de nuestros deseos y voluntad.

A lo largo de la infancia nuestros hijos deben aprender a soportar y manejar los nervios, la rabia ocasional, el resentimiento, el mal humor… la frustración, hasta controlar sus expresiones; y manejar esas emociones para que no les supongan un problema.

¿Cómo podemos ayudar a nuestros hijos en esa tarea?

Nuestras mejores armas son el optimismo y la confianza.

¿Y qué podemos hacer si sospechamos que un niño está siendo desgraciado?

  • No debemos quitarle importancia a lo que siente. Debemos evitar frases del tipo “No tiene importancia…” “Ya se le pasará…”, etc.
  • Hemos de intentar ponerle nombre a la expresión de sus emociones para que aprendan a reconocerlas “Veo que estás enfadado, triste, intranquilo…”
  • Animarle a expresar sus preocupaciones y motivos. Hasta cuando no consiga hacerlo, comprenderá la importancia que para nosotros tienen sus sentimientos. Podemos ayudarle a etiquetar sus emociones sin imponerle la lectura que nosotros hacemos de ellas. Con preguntas nos resultará más sencillo: “¿Puede que lo que te preocupe sea…?” ¿Tal vez te dé rabia… sientas celos…?
  • Demostrarle que le escuchamos sin juzgarle. Tenemos que conseguir que aprenda a controlar la expresión más negativa de las emociones (berrinches, gritos…). Ha de entender que los sentimientos nunca son inapropiados, pero que hay algunas expresiones de los mismos que se deben evitar. “Comprendo perfectamente que te moleste _______, pero no debes chillar así”. Es importante dejar claro que lo que está mal es la conducta: “Chillar”, no el sentimiento que la ha provocado.
  • Ofrecerle pensamientos positivos y motivarle a actuar para resolver sus conflictos.
  • Ayudarle a entender las propias limitaciones, y las ajenas, reforzando su autoestima; enfatizando lo que hace, o ha hecho, bien.

Cuando ofrecemos a los niños explicaciones sobre lo que sienten les es más fácil buscar soluciones a los conflictos porque les ayudamos a entender la situación, a no sentirse mal consigo mismos, y eso les facilita reprimir las conductas inadecuadas.

Debemos tener cuidado y estar muy atentos a las señales de frustración en los niños introvertidos. A veces las expresiones negativas de las emociones (pataletas…) nos facilitan la detección de los problemas. Estemos atentos a los niños como Pablo y a sus deseos de aislarse, de construir su casa “en los árboles”. El silencio también puede ser una señal de alarma.

Esta “Moraleja para adultos” es una reflexión sobre educación asociada a un cuento. En “Cuentos para niños” podemos encontrar el texto sobre el que trabajar con nuestros hijos para estimular su aprendizaje de inteligencia emocional. Pincha aqui

En “Reflexionamos juntos” unas preguntas, relativas al cuento, para ayudar a los niños a profundizar en él según su propia experiencia. Pincha aqui


men�ame meneame

0 comments on “La casa del árbol – Emociones

  1. Pingback: La casa del árbol – Reflexionamos juntos | Miles de Textos

  2. Pingback: La casa del árbol | Miles de Textos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

3.741 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>