Villaletrusca – Carlota Villarroel (Textos) y Blanca Drake (Ilustraciones)

Villaletrusca – Carlota Villarroel (Textos) y Blanca Drake (Ilustraciones)

En un pueblo llamado Villaletrusca vivían las letras:

La U que era el rey se llamaba Ulefo, la A que era la reina se llamaba Alicia, la E el  príncipe que se llamaba Eloy, la I que era la princesa que se llamaba Irene y por último la O, que se llamaba Obdulio, era el hijo mas pequeño de la familia real.

Un día Irene se fue a dar un paseo y se encontró con la C que se llamaba Carlota (la curandera), luego con la P que se llamaba Pilar  (la panadera), más tarde se encontró con su hermano Eloy. Irene y Eloy no se llevaban muy bien porque Eloy siempre quería fastidiar a la princesa.Cuando se fue hacia el bosque se encontró con una nueva letra que nunca había visto: la H; se llamaba Helena. Irene le dijo “hola” pero la h no contestó.

Irene entonces le dio un papel y un lápiz para que la H pudiese escribir qué le había pasado.

Cuando termino Irene lo leyó y ponía:

“No sé hablar porque unos gigantes me han dejado muda. Por eso nunca sueno en las palabras. Estoy muy triste; y lo siento porque no te he podido contestar hablando”.

Irene lo entendió. Pensó que debería ayudar a su amiga Helena a recuperar la voz. Llamo a sus amigas Pilar y Carlota; y luego a su amiga L, Laura, y entre todas pensaron como ayudar a Helena.

Al día siguiente ya habían encontrado la solución: podrían ir al bosque de los gigantes para pedirle la voz de su amiga, pero a Helena no le gusto esa idea porque las podrían aplastar a ellas también y quedarse mudas para siempre.

No sabían qué hacer porque si iban al bosque de los gigantes también las podrían aplastar, tendrían que pensar otra cosa.

A Irene se le ocurrió una cosa súper buena en la que no habría aplastamientos: era que podría curarla Carlota porque era enfermera. Entonces la llevaron al médico de Carlota y allí la empezó a examinarla. Les dijo que los gigantes al pisarla le habían dejado medio muda porque hay a veces que suena y otras que no suena pero que, como la C (Carlota) era muy amiga suya… le aseguró que siempre que estuviesen juntas… Helena podría hablar: Chao!!!

FIN

Leer mas

UN SUEÑO MÁGICO… ¡REAL! por Víctor de la Torre – 12 AÑOS

UN SUEÑO MÁGICO… ¡REAL! por Víctor de la Torre – 12 AÑOS

Juan estaba en su casa, haciendo los deberes, cuando llamaron al timbre. Su madre se estaba duchando y tuvo que abrir él. Salió de su cuarto, directo hacia la puerta. Miró por la mirilla y vio que había un señor con una pequeña caja.

Abrió y el señor le preguntó:

-          ¿Es usted Juan de la Torre Pérez?

-          En efecto – contestó Juan, pensando si esa caja sería para él.

-          Pues tome, esta caja es para usted – anunció el repartidor, como leyendo el pensamiento de Juan.

Le dio las gracias y cerró la puerta.

-          ¿Qué contendrá? – se dijo

Decidió abrirla y, para su sorpresa, su contenido era una piedra color verde intenso, no más grande de un puño.

Leer mas

¡MÚSICA, MAESTRO!

¡MÚSICA, MAESTRO!

Hoy es el cumpleaños de Luis. Cumple 16 años.

No voy a encontrar mejor día para colgar en la página una composición suya.

Composicion de Luis

¡Muchas gracias por tu música, Luis!!!!

Leer mas

UNA AVENTURA GELATINOSA por Gonzalo Romero – 10 años

UNA AVENTURA GELATINOSA por Gonzalo Romero – 10 años

Me había despertado super contento, era mi primer día de vacaciones.

- José ¿te has lavado los dientes y recogido tu habitación?- me preguntó mi madre.

- Sí mamá, contesté. ¿Puedo salir a jugar?

Hacía un tiempo estupendo, me calcé las zapatillas de deporte, cogí la pelota y salí al jardín.

Mientras practicaba mis pases favoritos de  fútbol, un ruido estruendoso hizo que me diera la vuelta rápidamente. Sorprendido, vi  cómo un pequeño trozo de meteorito iba a caer… ¡justo encima de mí!

Leer mas