Odeim

Odeim

 

La familia de Berta se dedicaba al bordado de paños, sábanas, manteles y, en general, toda la ropa de casa. Colaboraban todos, sus hermanos, sus abuelos y hasta la pequeña Berta, que preparaba los retales de las telas para hacer servilletas y así poder aprovecharlos.

 

 

Pero esa mañana la niña se había levantado convencida de que podía cruzar el bosque como sus hermanos y atravesarlo para asistir al mercado a vender la lencería. Siempre había soñado con ir al pueblo para comprar y vender, a conocer gente y a ver otras cosas.

cesto con telas

La madre de Berta, que no estaba muy convencida de dejar a su hija ir sola tan lejos, terminó cediendo y sólo le hizo dos advertencias:

–         Cuida de no perder, ni manchar, la ropa y elige bien a tu compañero de viaje.

–         ¿A mi compañero de viaje?—preguntó la niña.

–         El bosque por el que pasarás mañana tiene una particularidad —le explico su madre—. Es un recorrido mágico. Cuando pasas delante del primer pino un niño y una anciana se ofrecen para acompañarte. Debes elegir bien, pero no puedo aconsejarte. Solo te diré que no hay que dejarse guiar por las apariencias.

Cuando la niña salía de casa camino del bosque uno de sus hermanos la tomó del brazo y acercándose como si fuese a darle un beso le susurró:

–         Elige a la anciana —le susurró—.

Y se separó de ella fingiendo no haber dicho nada.

Como su madre le había avisado que ocurriría, al llegar al final del camino, justo antes de internarse entre los pinos, salieron a su encuentro una anciana y un niño de unos doce años. Berta se acordó del consejo de su hermano.

–         Soy Prudencia —dijo la mujer—. Eres pequeña para cruzar el bosque y has olvidado el abrigo.

Y Berta, que había pensado seguir su consejo y elegir a la mujer, dudó al escuchar aquella frase.

–         Hola —intervino el niño—, soy ODEIM. ¡Vamos al bosque!

Odeim

La niña sintió miedo de la anciana, dio la mano al niño y se adentró con él entre los árboles.

El bosque parecía aterrador y a Berta no se le quitaba el desasosiego ni cantando, que era lo que solía hacer para ahuyentar el miedo. Para distraerse se fijó en una flor que crecía en lo alto de un árbol.

flor blanca

–         Me subiré a la rama y cogeré la flor. A mi mamá le encantará que se la lleve.

–         No te subas ahí —la advirtió ODEIM—. ¡Te caerás!

Berta sintió que el temor la invadía y decidió que ODEIM tenía razón, ¡ya encontraría otra flor tan bonita como aquella!

Cerca del río descubrió unas campanillas blancas preciosas, suaves como terciopelo y con un olor dulce como el de los caramelos. Se entretuvo cortándolas. Al girarse para coger las que estaban más alejadas perdió el equilibrio y se cayó.

Berta se miró la herida que acababa de hacerse. Parecía pequeña y poco profunda. Apenas sangraba y casi no le dolía. Pero ODEIM se acercó rápidamente con cara de preocupación.

–         Niña, ¡eres una patosa! Te dije que hoy no cortases flores. Ahora no vas a poder andar, cada vez te dolerá más y se hará de noche antes de poder salir del bosque. Como no utilices los paños de tu madre no conseguirás limpiar la herida, pero si los manchas tu madre se enfadará contigo por tu mala cabeza. Eso… si no pasa algo más grave y se te infecta la herida. ¡Seguro que ya se te ha infectado! ¡Aquí no hay más que porquería! No quiero ni verte la cara. Estás pálida y demacrada. ¿Verdad que te encuentras mal?

–         Cállate, ODEIM. Eres un pesado —le interrumpió cada vez más asustada.

–         Bueno, me callo pero de esta no sales. Seguro.

Berta ya no podía controlar el miedo. Recordó con angustia las palabras de su hermano deseando volver atrás, rectificar su elección. Y suplicó:

–         ¡Vete, por favor! ¡Déjame sola! Que venga la señora Prudencia. Ella a lo mejor sabe qué hacer.

La anciana apareció por arte de magia.

prudencia

–         Eres una inconsciente, Berta. ¿A quién se le ocurre elegir al MIEDO como compañero de viaje?

–         ¿Al miedo? —devolvió la pregunta la niña.

–         El miedo se esconde a veces y no somos capaces de reconocerlo. Unas veces se disfraza de dolor, otras de precaución, de corazonada, o hasta de mí, de prudencia. ¿No te has parado a leer ODEIM al revés? Miedo, niña, es MIEDO.

La anciana le lavó la herida en el río, la curo con un pañuelo que llevaba y la tranquilizó acompañándola hasta la salida del bosque.

rio

–         Tener miedo no sirve para nada, ser prudente sí. Y diciendo esto desapareció.

Berta comprendió que debía continuar su camino sola, acudir al mercado y vender los paños.

 

Disfrutó de verdad de aquella mañana. Mientras recorría las calles ni siquiera recordaba la pequeña herida.

A la vuelta, buscó un lugar en el que fuese más sencillo recoger las florecitas y llenó el cesto  para sorprender a su mamá.

Cuando llegó a su casa y contó su aventura, todos comprendieron que había aprendido una lección muy importante que no olvidaría. Berta había mantenido la calma y actuado con prudencia siendo muy responsable.

–         Cuando tenemos miedo los dolores crecen y las preocupaciones nos dificultan elegir el mejor camino –reconoció su hermano—.

Entonces Berta destapó el cesto lleno de flores y se lo entregó a su mamá.

–         Pero tú…, ¡tú eres muy valiente y yo estoy muy orgullosa de ti! –escuchó mientras recibía el mejor de los abrazos.

Leer mas

Familyland Market Edición Primavera

Familyland Market Edición Primavera

 

La primera planta de la estación de Chamartín, en Madrid,  acoge este próximo fin de semana la Edición Primavera del Familyland Market, en la que tenemos el placer de participar.

Para los que no lo conozcáis aún, se trata de un espacio dirigido a toda la familia, especialmente aquellas con niños de edades comprendidas entre los 1 y 14 años

Ocio infantil, gastronomía, moda, decoración, actuaciones en directo, talleres…

Y aquí es donde entramos en escena: Hemos preparado de la mano del ilustrador Miguel Calero dos talleres de lo más divertidos.

flyer_supertu-01

flyer_animales-01

Además podréis adquirir alguno de nuestros ejemplares de línea editorial, o encargarnos un personalizado alta costura. Os enseñaremos algunos de nuestros Cuentos Huellas del Cole, Cuentos de boda…

La entrada al recinto tiene un coste de 1 euro en venta anticipada o 2 euros en taquilla (para los niños menores de 3 años la entrada será gratuita).

Mirad que bien lo han pasado en ediciones anteriores…

Esperamos veros a todos por allí, es un gran plan para hacer con niños

¡Queremos conoceros! ;-)

Leer mas

Polvo de diamante

Polvo de diamante

Ha vuelto el frío y eso no me gusta mucho, la verdad. Sin embargo, la vida nos ofrece preciosos espectáculos que no siempre tenemos la suerte de detenernos a admirar.

Esta tarde el sol de primavera que conseguía burlar las nubes iluminaba las gotas de lluvia sobre el musgo de las piedras de mi casa y las hacía brillar de un modo único tras el cristal.

 

Esa casualidad me ha recordado que hace meses quise escribir un post sobre el polvo de diamante y nunca lo hice.

Hoy no resisto la tentación de compartir con vosotros un vídeo increíble que encontré en YouTube por casualidad sobre ese fenómeno atmosférico que, por la latitud en la que vivimos, no es probable que podamos disfrutar.
Cuando se dan las condiciones de frío y humedad adecuadas se crean cristales de agua diminutos que brillan como diamantes. Como si el aire se llenase de ínfimos cristales de Swarovsky  o espejitos.
Esta nevadas extrañas parecen caer con cielos despejados. En realidad no es agua precipitada sino condensación de humedad.
No me resisto a compartir mi hallazgo.

¡Ojalá disfrutéis de este frío!

Leer mas

Del romanescu… ¡Al universo!

Del romanescu… ¡Al universo!

 

Ayer compré romanescu. No sabía que estaba comprando un billete estático, pero alucinante, al universo.

 

Cuando mi hijo mayor lo descubrió en la nevera no aguantó la curiosidad.

 

- Mamá, ¿qué es esa verdura con aspecto de alien que tiene fractales?

Las matemáticas nunca han sido lo mío.

- ¿Qué son fractales?

Las nuevas tecnologías nos facilitan alcanzar la información con un solo click. Me enseñó un vídeo sobre ciencia (que os enlazo al final de este post) y me explicó que en la naturaleza muchas figuras están relacionadas con los fractales, un término acuñado por el matemático Benôit Mandelbrot y que tienen mucho que ver con la secuencia de Fibonacci y el número áureo.

La regla de la secuencia de Fibonacci es tan simple, que los niños pueden entender esta regla matemática y recrearla desde muy pequeños. Empezando por 0 y 1, cada número posterior se obtiene con la suma de los dos anteriores: 0, 1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, 55,… hasta el infinito. Es una serie de números muy sencilla, pero muy utilizada por la Naturaleza. Por ejemplo, el número de pétalos de las flores casi siempre se ajusta a un número de esta serie. Su “orden” se encuentra también en los animales y en las grandes estructuras geológicas y astronómicas (quizás no en los propios números, pero sí en la espiral que se deriva de ellos). Es una regla matemática de la naturaleza que puede llegar a describir fenómenos muy complejos.

El término fractal se refiere a un  objeto con forma geométrica cuya estructura fragmentada, o aparentemente irregular, se repite a diferentes escalas, es autosimilar. Deriva del latín “fractus”, que significa quebrado o fracturado.

He leído que llaman a los fractales “la geometría de la naturaleza”. Del mismo modo que las ramas de un árbol grande se pueden parecer a árboles más pequeños, se encuentran fractales en las estructuras de las plantas o de nuestros propios pulmones y nuestra circulación sanguínea; también en las formas de los ríos y las montañas o en explicaciones astronómicas sobre la concepción del universo.

 

Luis y yo terminamos por encontrar un vídeo en el que relacionaba directamente los fractales con el romanescu.

 

Cuando mis hijos eran pequeños seguía sus intereses y aprendía con ellos de dinosaurios, de ciencia, de máquinas y hasta de pockemons.

La mejor forma de acercar a los niños las matemáticas o cualquier otra cosa que deban aprender es tirar de libros asociados con los temas que les resultan más atractivos… hasta donde nos lleven. Siempre se puede aprender algo que resultará útil en el futuro (aunque no sepamos para qué todavía).

Desde que mis hijos son mayores suelen ser ellos los que me llevan a lugares que desconozco: rugby, ajedrez, fractales… Tengo la inmensa suerte de alternar e intercambiar los papeles y aprender de su mano en conversaciones que me justifican la vida entera.

 

El romanescu quedó muy bueno pero creo que ninguno que me coma en la vida… me gustará tanto como este.

Para los que seáis tan curiosos como yo… más sobre fractales y naturaleza en este vídeo:

Leer mas

Incendio

Incendio

Incendio el papel
con los dedos de brasas
estallando en caricias
que nunca te alcanzan.
Con los bordes quemados
ardiendo en las llamas
mi cuerpo de verso,
en rojo y ceniza,
que tú lees de agua.

Leer mas

Os felicitamos el Día del Padre con una canción

Os felicitamos el Día del Padre con una canción

 

La primera vez que escuché la canción de Robbie Williams, I love my life,  me quedé enganchada de la letra. No sabía la historia de la canción. Se la había compuesto el cantante a sus hijos (Theodora Rose, a la que cariñosamente llama Teddy, y a Charlton Valentine).

En mi opinión, es lo mejor que un padre le puede decir a sus hijos. Si conseguimos cimentar bien su autoestima terminarán diciendo en cualquier momento vital, como la última frase de la canción: estoy justo donde quiero estar.

Hoy es el Día del Padre y nos parece muy inspirador compartirla con vosotros para contagiaros de todo su buen rollo.

¡Feliz Día del padre!

Y para los fans del cantante, enlazo esta versión sin la traducción, porque me gusta mucho ;-) y me pone mucha marcha:

Leer mas

Nuestros Recordatorios en Crecer Feliz

Nuestros Recordatorios en Crecer Feliz

 

Queremos compartir con vosotros la alegría que supone para nosotras que la Revista Crecer Feliz se haya acordado un año más de nuestros Recordatorios de Primera Comunión.

crecer feliz3

Como sabéis, cada año proporcionan un montón de ideas para preparar con todo lujo de detalle las Comuniones. Lo mismo te ayudan a escoger el vestido, que el peinado, los recordatorios o el lugar de celebración.

Si os encontráis este año inmersos en los preparativos de una Comunión no dudéis en consultar sus recomendaciones de lo más variadas.

crecer feliz2

Además les hemos concedido la primicia de anunciar nuestra nueva propuesta 2017, de confeccionar los Recordatorios en papel de semillas. Una manera de recordar la parábola de la palabra que cae en buena tierra: ¡plantándolos y viéndolos crecer!

crecer feliz1

 

Leer mas