SMILE AND LEARN. TODO UN DESCUBRIMIENTO

SMILE AND LEARN.  TODO UN DESCUBRIMIENTO

Cuando descubrí por primera vez Smile and Learn ya pensaba que los juegos educativos son siempre una buena elección. Pero además y, aunque nos cueste asumirlo, los niños de hoy en día “son digitales”: manejan las tecnologías incluso mejor que nosotros. Se desenvuelven con una soltura admirable con las tablets y dispositivos móviles y les llama poderosamente la atención todo lo que se ofrezca en “formato pantalla”.

Comenzamos instalando la APP en la Tablet.

Contiene más de 1000 contenidos educativos interactivos y ha sido creada por educadores para niños de 2 a 10 años.

SMile APP

-          ¡Ven, Javi, que vamos a instalar un juego en la Tablet!

-          ¿Uno nuevo? ¿De qué es? ¿De superhéroes?

-          No, verás…, este juego tiene un montón de juegos dentro. ¡Vamos a probarlo!

Nada más empezar nos dieron 10 smiles.

-          Mira, mami, ¡nos dan monedas de oro! ¡Seguro que podemos comprar cosa con ellas!

-          ¡Seguro!

Y empezó nuestra aventura.

Lo primero que visitamos fue el castillo de Ciencias y nos adentramos en la Ciudad Verde.

la ciudad verde

Nos divertimos mucho jugando a reciclar y a hacer más sana nuestra ciudad: plantamos árboles y construimos parques y zonas verdes, cambiamos los coches por bicis o coches eléctricos, instalamos placas solares y conocimos divertidos personajes como los agentes medioambientales.

Entre un juego y otro normalmente descansamos escuchando o leyendo juntos algún cuento de su Biblioteca Inteligente, ¡hay un montón!

cuentos Smile and Learn

Otro de nuestros rincones favoritos son Las Cocinas del mundo.

SmileAndLearn

Smile and Learn-Cocinas del Mundo

Allí aprendemos a preparar diferentes recetas. Cortamos los ingredientes sin riesgo alguno, revolvemos sin mancharnos y todo se queda limpito y recogido al terminar. Luego contestamos alguna pregunta para comprobar que hemos aprendido la receta y… ¡nos dan más monedas de oro!

Miles de Textos con Smile and Learn. www.milesdetextos.com.1Pero mi verdadero descubrimiento con esta App ha sido comprobar que la interacción con el juego en Smile & Learn va más allá del entretenimiento, e incluso del aprendizaje…, mi hijo me ayuda a separar la basura, a llevar a los diferentes contenedores el vidrio o el papel, me pide que le deje ayudar en la cocina, se interesa por los ingredientes de los guisos, disfruta cuando hacemos la compra e imagina cuántos platos se pueden preparar. Es como si hubiese establecido una continuidad con el juego en su vida real. Es fantástico verle divertirse con actividades que antes de ningún modo le hubieran llamado la atención.

He de reconocer que le tengo limitado el tiempo de uso porque me gusta “desenchufarle” de la tecnología y que juegue de otra manera, pero desde luego que SMILE AND LEARN ha resultado todo un descubrimiento para aquellos ratitos en los que me resulta imprescindible que esté entretenido, tranquilo y ¡aprendiendo!

Según vaya trasteando todas las actividades de la aplicación os iré contando nuestra experiencia. De momento… ¡un diez para Smile & Learn!

Leer mas

A Paula…

A Paula…

 

A Paula,

porque no la conozco… ¡pero yo también firmaría para defender su puesto de trabajo!

Este verano, cuando mi hijo acababa en la Universidad pasó a despedirse de Paula, una “chica muy simpática de reprografía”.

Mi hijo me aclaró que Paula tenía mi edad (más o menos) y que, tal vez, debía haber dicho “señora de reprografía” pero que Paula le parecía “cercana” y un encanto.

En cualquier caso seguro que a Paula, si este escrito cae en sus manos, le gustará leer que la ve como una “chica” encantadora y accesible, siempre sonriente y dispuesta a echar una mano a cualquiera.

Ilustración www.milesdetextos.com

Este mes de junio, al verla recoger sus cosas, mi hijo se preocupó y le preguntó el porqué.

Paula le explicó que había una licitación para conseguir el contrato de reprografía de su universidad en los tres campus y, ante la preocupación de mi hijo por si eso supondría la pérdida de su trabajo…, le tranquilizó diciendo que aunque cambiara la empresa que consiguiera la adjudicación del contrato, mantendrían a los trabajadores.

Sin embargo, al volver de las vacaciones todos han descubierto que la Universidad no incluyó en el pliego de condiciones de la licitación que las relaciones laborales de la empresa que perdía la contrata debían perpetuarse.

 

Hoy me he enterado por mi hijo de que, cuando le comunicaron a Paula que en seis días se quedaba en la calle…, todos los alumnos y profesores se ha puesto en pie de guerra.

Trece años ayudando a todo el mundo son los responsables de que Paula no haya necesitado pedir ayuda para reunir más de 25 folios de firmas en dos días.

hojas volando. www.milesdetextos.com

Todos, alumnos y profesores, han pasado por su mesa para firmar la protesta. También se han acercado a reprografía antiguos alumnos que se han enterado de la injusticia y que querían estar a su lado.

Paula se ha incorporado y lleva dos días llora que te llora al comprobar cuánto amor recoge del que había sembrado en los pequeños detalles. Paula sabe qué apuntes son de cada asignatura y profesor, cómo necesita cada persona que le echen una mano y escuchar, Paula sabe escuchar. Ahora le toca recibir cariño. Los alumnos han decidido boicotear a la empresa nueva si reprografía se queda vacío, porque sin Paula ese despacho está vacío aunque lo llenasen de gente.

No te conozco, Paula, pero he oído a mi hijo durante tres años hablar con cariño de ti y yo… ¡también firmo!!!

Leer mas

Estudiar en verano

Estudiar en verano

 

Llega el verano y alguno tiene que estudiar.

Cuando nuestros hijos no quieren realizar una tarea…, la inmensa mayoría de las veces no quieren desobedecernos ni desafiarnos, tampoco provocarnos. Simplemente quieren posponer un trabajo o una actividad que les es desagradable o poco apetecible.

 

Cuando llega el verano y comprobamos que han suspendido una asignatura y les pedimos que empiecen a estudiar desde el primer día de vacaciones, nos encontramos con sus protestas y reticencias. Lo más probable es que escuchemos más de una vez la misma excusa formulada de distintas maneras: “Tengo muchos días”, “El verano acaba de empezar”, “Ya lo haré”, “Tengo tiempo”…

estudiar

Os propongo un truco. No sé si os funcionará. A mí me va bien. Cuando un adolescente me contesta algo así… ¡le doy la razón! Le digo que en efecto el verano es muy largo, que hay tiempo para todo y le aseguro que probablemente acabará el temario que debe estudiar en menos de dos meses.

Cuando ya estamos los dos de acuerdo en eso… digo algo parecido a lo siguiente:

  • Como hay mucho tiempo y efectivamente tienes muchos días… vamos a hacer una cosa: Yo prefiero que te sobre tiempo al final de verano. Cuando hayas acabado la materia, me lo dices. La repasamos y te dejo descansar hasta la semana anterior al examen. Entonces lo volveremos a repasar. Estoy segura de que te va a sobrar tiempo, sobre todo si te lo tomas en serio. Tienes toda la razón. Pero yo te pido que ese tiempo libre te lo tomes tras acabar toda la asignatura y no al revés. De este modo tendrás ganas de terminarla y eso será un estímulo. No te preocupará “que te pille el toro” y trabajarás sin ninguna presión.

estudio

Y después de proponerles un plan de estudio diario de dos horas hasta que acaben la asignatura, les animo diciendo que si se concentran y estudian bien durante ese rato acabarán antes de lo que esperan. Y, con la satisfacción del deber cumplido, descansarán mejor y pasarán los mejores días del verano.

Mi abuelo me repetía a menudo “Renunciar es poseer”. Se refería a que cuando das la razón o renuncias a imponer tu criterio el otro está más dispuesto a concederte aquello que deseas.

A mí me funciona dar la vuelta a su argumento sobre el tiempo. Ya me contaréis qué tal ;-)

Leer mas

Redes Sociales

Redes Sociales

 

¡Están a la orden del día! Raro es quien no dispone de un perfil en las múltiples redes sociales que existen en la actualidad. Las hay para todos los gustos:

 

 

  • Sin duda la más genérica, y la que abarca casi todas las áreas, es Facebook. Podríamos llamarla la reina de las Redes.
  • Si te gusta la inmediatez y estar informado al segundo de lo que está pasando o se te da bien sintetizar lo que quieres decir en 140 caracteres…, tu red es Twitter.
  • Si eres un amante de la fotografía debes convertirte en “Iger” (usuario de Instagram)
  • SI prefieres los videos puede que acabes dominando YouTube, Vimeo…
  • Si eres ordenado y te va eso de ir recabando y agrupando buenas ideas, Pinterest es tu lugar.
  • Si vives centrado en fomentar tu lado más profesional, seguro que estás muy activo en LinkedIn.
  • Y si quieres gustar mucho al Sr. Google tienes que tener un espacio en Google+

Los usos personales de las redes sociales son muy variados. Pero fundamentalmente podemos decir que las domina el afán de BUSCAR, de descubrir: hay quien busca amistades (nuevas o antiguas), información (noticias, promociones, ofertas), ocio (pasar el rato, restaurantes, planes), pareja, inspiración, trabajo…

social-1035053_640

Las empresas y marcas aprovechan ese interés social para atraer tráfico a sus negocios, generar ventas, autopromocionarse o afianzar la imagen de marca.

Pero hay quienes son tan creativos que usan las redes sociales con fines muy distintos y más originales. Os dejo una muestra de dos de los usos alternativos  que he encontrado y que más me han gustado:

  • En contra de la tendencia de proyectar en ellas una imagen idílica de la propia vida…

Hace ya más de un año se creaba un nuevo concepto “El antiInstagram”.

Juan del Val  , periodista y marido de la popular presentadora Nuria Roca, arrancaba su peculiar “AntiInstagram” publicando imágenes poco “apetecibles” y nada glamourosas pero reales como la vida misma.

juan-del-val_72902223

Con esto quería destacar que no iba a preparar ni cuidar las fotos y que iba a buscar en su realidad el lado más divertido:

  • Y mi particular “Rey del Mambo” de uso de las RRSS: Jonathan Kubben Quiñonez @momiamfine  que las convirtió en una herramienta para tranquilizar a su madre. Gracias a Instagram, www.momimfine.com, la llevó de viaje por todo el mundo y compartió cada destino haciéndola saber que estaba bien.

Creó tendencia publicando, en todas las fotos de sus viajes, un cartel en que comunicaba a su madre que estaba sano y salvo.

 

Viaja-por-todo-el-mundo-y-hace-que-mamá-sepa-que-está-bien-6

Cuando era niña… La primera palabra que aprendí a decir fue “Cuidado”. Creo que se debía a todas las veces que me la repetían a lo largo del día. Y, ahora no me considero una persona miedosa, suelo ser muuuy prudente, tal vez en exceso. Comprendo perfectamente a la madre del intrépido viajero porque me cuesta mucho animar a mis hijos fingiendo una actitud despreocupada cuando abren las alas y salen volando detrás del sueño que en ese momento les tenga enganchados: jugar al rugby, aprender un idioma en el extranjero… Cada edad tiene sus desvelos. Todavía recuerdo mi preocupación cuando mis hijos empezaron a manejar las RRSS ;-)

 

Leer mas

Richard la cigüeña

Richard la cigüeña

 

Habitualmente compartimos con vosotros reseñas de libros y cuentos, pero también nos gusta disfrutar del 7º arte y como sabéis os recomendamos planes para hacer con niños.

El pasado domingo celebramos el Día de la Madre de una forma especial.

A través de Madresfera (que por cierto estrena web), Flins y Pinículas nos invitó al preestreno en Madrid de la película “Richard la cigüeña” en los Cines Dreams Palacio de Hielo. Estará en los cines a partir del 12 de Mayo.

Se trata de la tierna historia de Richard, un gorrión que cree ser una cigüeña. Su mayor deseo es viajar a África junto a su familia adoptiva antes de que llegue el frío invierno. Para conseguirlo atraviesa una serie de aventuras, recorriendo gran parte de la geografía Europea  y conoce a sus amigos Olga y Kiki, un excéntrico búho y un periquito obsesionado por participar en el Festival de San Remo.

La intención es explicar a los niños que se puede alcanzar todo lo que se desea si se persiguen los sueños.

Con toques de humor sorprendentes, como el guiño que hacen durante todo el film sobre el “enganche” a las redes sociales que sufren las palomas y que a mí me pareció genial, os recomiendo pasar un buen rato en familia disfrutando de la película.

¡El peque se lo pasó en grande con su enorme cubo de palomitas!

A continuación os enlazamos el tráiler en español:

Leer mas

Trabajo… ¿o placer?

Trabajo… ¿o placer?

Conocí a Teresa en su stand “Teresa pon la mesa” del Familyland Market.

Me acerqué a charlar con ella. Estaba intrigada.

Me había llamado la atención el nombre de su empresa. Me hizo gracia.

Hablar con Teresa es fácil. Alegre, risueña y simpática, se nota enseguida que le encanta lo que hace.

 

Me explicó cómo, casi sin darse cuenta, había terminado dedicándose a la cocina de forma profesional. Estaba encantada con su decisión de dar el salto, dejar la publicidad, y convertir en su trabajo aquello que hacía desinteresadamente, por puro placer, para todos los que la conocían. De ahí el nombre de su empresa: “Teresa pon la mesa”. Solía preparar las fiestas y los caterings de familiares y amigos. Pronto empezó a ganar dinero como restauradora y a tener demasiados encargos como para compatibilizar esa ocupación con cualquier otra.

 

Teresa pon la mesa. COCINANDO

 

Siempre es más fácil aventurarse en una apuesta cuando nos guía el corazón.

Al observarla te das cuenta de que no pudo elegir mejor. Cuando habla de sus talleres de cocina, o de ingeniosas creaciones culinarias, se le ilumina la cara. Teresa es feliz levantando la persiana de su establecimiento, buscando un sabor nuevo o diseñando una nueva presentación.

Piensa que la gastronomía es el marco perfecto para dar con nuevas experiencias y crear recuerdos inolvidables. Hace cursos de cocina de todo tipo: talleres para niños y para adultos o team building. Desde un curso de “Introducción a la cocina” hasta sushi, tartares o ceviches. Todo tiene su espacio en la cocina de Teresa: “La experiencia es la protagonista”

Cuando he entrado en su web, me ha gustado encontrar su vídeo. Ella es como se la ve:  dulce, accesible, positiva… ¡y muy detallista!

 

 

Cualquier excusa es buena para poneros en sus “manos de cocinera”

                                                 y disfrutar con ella… ¡del placer de trabajar!

Leer mas

Odeim

Odeim

 

La familia de Berta se dedicaba al bordado de paños, sábanas, manteles y, en general, toda la ropa de casa. Colaboraban todos, sus hermanos, sus abuelos y hasta la pequeña Berta, que preparaba los retales de las telas para hacer servilletas y así poder aprovecharlos.

 

 

Pero esa mañana la niña se había levantado convencida de que podía cruzar el bosque como sus hermanos y atravesarlo para asistir al mercado a vender la lencería. Siempre había soñado con ir al pueblo para comprar y vender, a conocer gente y a ver otras cosas.

cesto con telas

La madre de Berta, que no estaba muy convencida de dejar a su hija ir sola tan lejos, terminó cediendo y sólo le hizo dos advertencias:

–         Cuida de no perder, ni manchar, la ropa y elige bien a tu compañero de viaje.

–         ¿A mi compañero de viaje?—preguntó la niña.

–         El bosque por el que pasarás mañana tiene una particularidad —le explico su madre—. Es un recorrido mágico. Cuando pasas delante del primer pino un niño y una anciana se ofrecen para acompañarte. Debes elegir bien, pero no puedo aconsejarte. Solo te diré que no hay que dejarse guiar por las apariencias.

Cuando la niña salía de casa camino del bosque uno de sus hermanos la tomó del brazo y acercándose como si fuese a darle un beso le susurró:

–         Elige a la anciana —le susurró—.

Y se separó de ella fingiendo no haber dicho nada.

Como su madre le había avisado que ocurriría, al llegar al final del camino, justo antes de internarse entre los pinos, salieron a su encuentro una anciana y un niño de unos doce años. Berta se acordó del consejo de su hermano.

–         Soy Prudencia —dijo la mujer—. Eres pequeña para cruzar el bosque y has olvidado el abrigo.

Y Berta, que había pensado seguir su consejo y elegir a la mujer, dudó al escuchar aquella frase.

–         Hola —intervino el niño—, soy ODEIM. ¡Vamos al bosque!

Odeim

La niña sintió miedo de la anciana, dio la mano al niño y se adentró con él entre los árboles.

El bosque parecía aterrador y a Berta no se le quitaba el desasosiego ni cantando, que era lo que solía hacer para ahuyentar el miedo. Para distraerse se fijó en una flor que crecía en lo alto de un árbol.

flor blanca

–         Me subiré a la rama y cogeré la flor. A mi mamá le encantará que se la lleve.

–         No te subas ahí —la advirtió ODEIM—. ¡Te caerás!

Berta sintió que el temor la invadía y decidió que ODEIM tenía razón, ¡ya encontraría otra flor tan bonita como aquella!

Cerca del río descubrió unas campanillas blancas preciosas, suaves como terciopelo y con un olor dulce como el de los caramelos. Se entretuvo cortándolas. Al girarse para coger las que estaban más alejadas perdió el equilibrio y se cayó.

Berta se miró la herida que acababa de hacerse. Parecía pequeña y poco profunda. Apenas sangraba y casi no le dolía. Pero ODEIM se acercó rápidamente con cara de preocupación.

–         Niña, ¡eres una patosa! Te dije que hoy no cortases flores. Ahora no vas a poder andar, cada vez te dolerá más y se hará de noche antes de poder salir del bosque. Como no utilices los paños de tu madre no conseguirás limpiar la herida, pero si los manchas tu madre se enfadará contigo por tu mala cabeza. Eso… si no pasa algo más grave y se te infecta la herida. ¡Seguro que ya se te ha infectado! ¡Aquí no hay más que porquería! No quiero ni verte la cara. Estás pálida y demacrada. ¿Verdad que te encuentras mal?

–         Cállate, ODEIM. Eres un pesado —le interrumpió cada vez más asustada.

–         Bueno, me callo pero de esta no sales. Seguro.

Berta ya no podía controlar el miedo. Recordó con angustia las palabras de su hermano deseando volver atrás, rectificar su elección. Y suplicó:

–         ¡Vete, por favor! ¡Déjame sola! Que venga la señora Prudencia. Ella a lo mejor sabe qué hacer.

La anciana apareció por arte de magia.

prudencia

–         Eres una inconsciente, Berta. ¿A quién se le ocurre elegir al MIEDO como compañero de viaje?

–         ¿Al miedo? —devolvió la pregunta la niña.

–         El miedo se esconde a veces y no somos capaces de reconocerlo. Unas veces se disfraza de dolor, otras de precaución, de corazonada, o hasta de mí, de prudencia. ¿No te has parado a leer ODEIM al revés? Miedo, niña, es MIEDO.

La anciana le lavó la herida en el río, la curo con un pañuelo que llevaba y la tranquilizó acompañándola hasta la salida del bosque.

rio

–         Tener miedo no sirve para nada, ser prudente sí. Y diciendo esto desapareció.

Berta comprendió que debía continuar su camino sola, acudir al mercado y vender los paños.

 

Disfrutó de verdad de aquella mañana. Mientras recorría las calles ni siquiera recordaba la pequeña herida.

A la vuelta, buscó un lugar en el que fuese más sencillo recoger las florecitas y llenó el cesto  para sorprender a su mamá.

Cuando llegó a su casa y contó su aventura, todos comprendieron que había aprendido una lección muy importante que no olvidaría. Berta había mantenido la calma y actuado con prudencia siendo muy responsable.

–         Cuando tenemos miedo los dolores crecen y las preocupaciones nos dificultan elegir el mejor camino –reconoció su hermano—.

Entonces Berta destapó el cesto lleno de flores y se lo entregó a su mamá.

–         Pero tú…, ¡tú eres muy valiente y yo estoy muy orgullosa de ti! –escuchó mientras recibía el mejor de los abrazos.

Leer mas